Liderazgo, Coaching y Gestión de personas

Antonio Pardo: claves y retos de las empresas del siglo XXI

ADN-Antonio Pardo

Dentro del marco de ADN (Aprendamos De Nosotros)-Conferencias, Antonio Pardo (empresario y Director en Canarias del IE Business School) expuso su ponencia “Claves y retos de las empresas del siglo XXI”.

Como ha sido habitual en los anteriores ponentes (Sonia Ferrera, Gerardo Morales y Edu William), adjuntamos un resumen de dicha ponencia, pudiendo ver el vídeo o descargar los artículos publicados.

CLAVES Y RETOS DE LAS EMPRESAS DEL SIGLO XXI

Ya no nos acordamos pero no hace tanto que celebramos la entrada del siglo XXI con gran expectación y esperanza, bajo un momento expansivo y donde no se vislumbraban ni nubarrones, ni terremotos. Y de pronto vino la primera sacudida casi empezado este nuevo siglo, donde a la mayoría de las empresas, gobiernos y sociedad civil nos ha cogido con el pie cambiado y sin saber muy bien cómo reaccionar, qué hacer, qué errores habíamos cometido y si todo lo que veníamos haciendo era lo correcto o no.

Dicho esto ni que decir tiene que estamos en un momento difícil pero no muy diferente a otros ya pasados y superados con valentía. Por este motivo la situación exige que compañías, sus líderes y sus equipos de trabajo, hagan una parada en esta carrera de obstáculos, evalúen el statu quo de donde se encuentran y pongan en marcha planes de que identifiquen las claves que deben primar para gestionar los negocios del siglo XXI.

A continuación y de la manera más sintetizada transmito mis reflexiones y consideraciones al respecto de este cambio que las empresas deben de hacer cuanto antes.

1.- DONDE Y QUIEN DA VIDA REAL A NUESTRAS EMPRESAS

Las empresas y marcas no tienen vida propia. Son las personas quienes se las dan y mientras no exista o invente en un futuro un robot que sustituya a las personas, el talento, la creatividad y la imaginación, se debe apostar firmemente por el capital humano y rodearse de los mejores, así como formarlo al máximo nivel.

2.- QUIEN Y A QUIEN DEBEN ESCUCHAR LAS EMPRESAS

- Se debe poner al cliente en el “centro de la estrategia de las empresas”

- Si no se escucha, no se saben las necesidades y problemas de nuestros clientes y empleados. ¡¡¡Sin esto, no hay negocio!!!

- Crear una escucha activa, controlada y eficiente orientada a clientes y empleados

- El cliente debe vivir una experiencia única con nuestros productos y servicios. Se debe lograr que nuestro producto sea parte de su estilo de vida.

- Las personas de la organización y de la cadena de valor en la empresa que estén en contacto continuo con el cliente, saben más del cliente que la dirección. Hay que practicar una escucha activa con ellos.

3.- HAY QUE CREAR ESTRUCTURAS HORIZONTALES Y DESTERRAR EL MODELO DE LAS VERTICALES.

- Las estructuras de mando verticales son del pasado, son el modelo de gestión que procede de antes de las generación de los motores diesel tdi. Hay que sustituirlas. ¡No crean líderes por miedo!

- En las estructuras horizontales, se crean líderes bien definidos en sus roles en la organización. Fomentan la comunicación, valentía, ideas, multiplican su capacidad de generar negocio y la dirección está al servicio del resto de la organización.

- En el modelo de estructura horizontal se incentiva y genera un “todos piensan, todos crean, todos participan, comparten, conocen y todos se desarrollan”. Esto produce unos resultados sorprendentes y sostenibles.

4.- LOS DIRECTIVOS NO SON DIOSES Y LO SABEN TODO

Antes de nada, aclarar que la figura del jefe que manda y lo sabe todo es del siglo pasado. No debería existir en el siglo XXI. La figura del líder con un rol cercano a toda la organización es la que genera motivación, ilusión, comparte y hace soñar en los proyectos y se logra que las personas hagan suyo el proyecto.

El directivo o ejecutivo cuanto más alto está en la cadena de mando, más involucrado y al servicio del resto de la organización debe de estar. Debe desarrollar su liderazgo de manera ágil y horizontal con sus compañeros de trabajo, clientes y el propio mercado.

5.- LAS EMPRESAS TIENEN QUE SER VALIENTES

Las empresas deben poseer en su ADN valentía y transmitirla al resto de la organización. Las que no lo tengan serán empresas incrementalistas. Debemos cambiar los modelos de pensamiento que muchas veces nos implantan en serie. Sólo la capacidad de pensar, emprender y soñar que lo puedes hacer, es más fuerte que los obstáculos que nos encontremos. Sean valientes, emprendedores, y sean ustedes mismos. Si creen en algo de manera convencida, háganlo y luchen por ello. Crean en ustedes mismo. Esto es lo que la empresa necesita transmitir a sus líderes.

6.- LAS EMPRESAS DEBEN PENSAR Y CREAR EL FUTURO

Gestión bajo el modelo “retrovisor” está bien para algunos. Pero las empresas que así lo hagan tienen fecha de caducidad predeterminada y simplemente no existirán en un futuro.

Muchas empresas no han cambiado sus modelos de negocio y siguen haciendo lo mismo que hace años. Pues bien, el mercado sí cambia y los consumidores también en sus generaciones. O se está vivo o mejor dedicarse a otra cosa.

7.- LAS EMPRESAS DEBEN AUTO-CUESTIONAR SU MODELO DE NEGOCIO DE MANERA CONSTANTE

Se debe tener un plan estratégico bien definido y por un periodo de tiempo, que sea conocido por toda la organización. Se debe cuestionar constantemente el modelo de negocio y reinventarlo de manera permanente. No tener miedo que el resto de los empleados cuestionen lo que la dirección tiene planificado. Pensemos que una de las mejores fuentes de riqueza reside precisamente en escuchar a toda la organización.

8.- LAS EMPRESAS DEBEN CONOCER Y GESTIONAR BAJO UN LIDERAZGO BASADO EN DOS GRANDES CONCEPTOS, INTANGIBLES Y TANGIBLES

Las empresas de éxito se gestionan más por los intangibles (ideas, estrategia, la marca, visión, conceptos, innovación, talento, valores y principios, etc.)  “Gestionar así genera expectativas y futuro”.

Los tangibles se controlan y son producto de la generación de intangibles, generalmente parte interna de la empresa (inmovilizado, procesos internos, cuadros de mando y capital humano).

9.- LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS DEBEN SER PARTE DEL ADN DE LAS EMPRESAS Y SER UTILIZADAS PARA HACER NEGOCIO REAL

Todas las empresa deben orientar parte de sus modelos de negocio hacia las nuevas tecnologías y hacer negocio a través de ellas. Si no estás en la red y con orientación de negocio, no existirás.

Lo estamos viendo diariamente.

10.- LAS EMPRESAS DEBEN TENER UNA CLARA MISIÓN Y SUEÑO DE SU MODELO DE NEGOCIO

Esta misión y sueño deben compartirlo y transmitirlo a toda la organización, clientes y proveedores, de manera ilusionante y retadora. Deben conoce el “qué” y el “cómo”. Deseamos compartir con ellos nuestra misión y en qué parte de la cadena de valor se encuentran ellos. Las personas necesitamos creer en algo, levantarnos y tener retos a batir y sueños a cumplir. En las empresas ocurre lo mismo. Si esto no existe, no se sabrá hacia dónde se camina.

11.- PRINCIPIOS Y VALORES

Toda empresa que se precie y tenga unos buenos cimientos, debe tener en su ADN unos valores y principios conocidos por toda la organización y el resto de accionistas. Reflexiones respecto a esto:

-        No vale todo para lograr un fin

-        Toda empresa que se precie y tenga unos buenos cimientos, debe tener en su ADN unos valores y principios conocidos por toda la organización y el resto de accionistas

-        Recordemos que el terremoto que estamos viviendo se produce realmente en una falta de valores y principios generalizada (Gobiernos e instituciones públicas, empresas, directivos, sociedad, etc.)

-        Hemos creado una sociedad de derechos, pero ¿dónde están las obligaciones necesarias para equilibrar la balanza?

 

12.- LAS EMPRESAS DEBEN TENER UN COMPROMISO SOCIAL

Aunque sea pequeño, las empresas deben instaurar este punto en su ADN. Transmitir este principio a la organización, pero es vital que todos sientan que aportan algo. No sólo por lo políticamente correcto, sino por los valores más humanos. Este compromiso social que la empresa debe crear en su organización, tarde o temprano se ve recompensado por la propia sociedad hacia la empresa.

.

Por último, me gustaría transmitir un mensaje que para mí personalmente es una de las claves del éxito personal y profesional en la vida, y que para mí personalmente es un premisa fundamental para liderar y crear nuevos proyectos y que pienso todos deberíamos buscar sin condiciones: “divertirse y disfrutar haciendo lo que hagan en la vida, se crea una magia que hace que las cosas ocurran de una manera positiva, esto  genera un gran valor orientado a las empresas y  las personas”.

DeliciousTwitterLinkedInFacebookGoogle ReaderPrintFriendlyShare

Comentarios ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *